Marcha de repudio a la Reforma Previsional

Claudio Lozano, presidente de Unidad Popular, sostuvo “ante la masiva marcha de repudio al intento de aprobar un manotazo al bolsillo de nuestros jubilados y nuestros pibes, la estrategia oficial fue hacer un montaje que permitiera justificar la incalificable represión del último jueves.

El gobierno corrió a la Gendarmería, ubicó a la Policía de la Ciudad en una actitud de aguantar primero para reaccionar después, y desplegó una cantidad importante de infiltrados disfrazados de manifestantes con el objeto de pudrir la manifestación. Eligieron focos de conflicto concretos, como Rodríguez Peña y Rivadavia, o Hipólito Yrigoyen y Solís. El objetivo era mostrar manifestantes que atacaban a la policía (que no quería reprimir) y mostrar policías heridos que eran llevados al Hospital.

Pretenden una vez más tomarnos como estúpidos. De igual modo que presentaron el cambio de la fórmula de movilidad diciendo que el objetivo era mantener el poder adquisitivo de los jubilados, cuando en la práctica les bajaban los haberes jubilatorios para gastar menos en Previsión Social; del mismo modo que inventaron un Bono compensador reconociendo tardíamente que le estaban sacando del bolsillo a los jubilados. Bono basura que en la práctica confisca en los próximos seis meses el 30% del poder adquisitivo de nuestros mayores; del mismo modo hoy, armaron este montaje para justificar la represión del último jueves.

El pueblo argentino no es estúpido, y ya le ha advertido a Macri y al conjunto de la dirigencia política que más allá de una aprobación parlamentaria con fórceps, este proyecto no es bien visto por la mayoría de la sociedad. El gobierno se confundió mal. Su triunfo electoral es resultado de un fervoroso antikirchnerismo pero no de la validación social del rumbo económico que el gobierno pretende imponer.

El gobierno se confundió mal, y en esta cuestión de la Reforma Previsional afectó dos cuestiones que están fuertemente inscriptas en la conciencia social de los argentinos. Por un lado, se ensañó con los dos sectores de la sociedad, nuestros abuelos y nuestros pibes, y por otro lado apeló a la represión para disuadir una manifestación pacífica en contra de una estrategia de desigualdad.

Los argentinos quieren cambios, pero no esto. Unidad Popular repudia el accionar policial y vuelve a convocar a llamar a la reflexión al gobierno para transitar un camino de concertación para resolver los problemas de nuestro país y desandar el rumbo hasta hoy adoptado y que solo nos depara un horizonte creciente de conflictividad social”.